CÓMO EVITAR LOS PROBLEMAS GASTROINTESTINALES DE TU MASCOTA

CÓMO EVITAR LOS PROBLEMAS GASTROINTESTINALES DE TU MASCOTA

¿Tienes perro y/o gato? Si es así ya te habrás dado cuenta a estas alturas de lo delicados que son con su aparato digestivo. Los problemas gastrointestinales son muy comunes en animales: gastritis, diarrea, parásitos intestinales, intolerancias alimenticias, gastroenteritis, infecciones bacterianas o virales, ingestión de objetos extraños…

Por eso, es crucial que tengas en cuenta los consejos siguientes para asegurarle una salud de hierro a tu compi de cuatro patas.

5 CONSEJOS PARA EVITARLE PROBLEMAS GASTROINTESTINALES A TU MASCOTA

Apunta estos 5 tips que seguro te ayudarán a entender mejor las necesidades de tu amigo perruno y/o gatuno:

  • Dale una buena alimentación. Parece absurdo hacer hincapié en este aspecto pero es del todo necesario. Y es que a estas alturas todavía hay quien le pone de comer a su perro o gato los macarrones, el embutido o las patatas fritas de la comida.

¡Por favor! Desde aquí hacemos un llamamiento: No le des a tu peludo la misma comida que comes tú, pues su estómago no está preparado para ese tipo de comida.

Hay muchos productos en el mercado especialmente destinados al consumo de perros y gatos en función de sus necesidades:

  • Pienso seco
  • Comida húmeda
  • BARF o ACBA (Alimentación Cruda Biológicamente Adecuada)
  • Comida casera
  • Comida liofilizada

(Aquí tienes un artículo interesante sobre las ventajas y desventajas de cada uno de ellos: https://www.animaltia.es/comida-de-perros/).

Si no sabes cuál es el que mejor le conviene a tu amigo peludo, consulta con un veterinario profesional o experto en nutrición animal.

  • Controla las cantidades de su comida. No es solo suficiente con darle una buena alimentación a tu mascota basada en productos de alta calidad; también es importante que le raciones correctamente la comida en función de sus necesidades. ¡Y, mucho menos, hacerle picotear cada dos por tres chuches o alimentos que no debe!

Hay animales que por su actividad requieren una mayor proporción de comida, otros que deben seguir una dieta hipocalórica… depende de cada caso. Por eso, debes consultar siempre con un especialista para que pueda realizar un plan de nutrición según los objetivos y características de tu perro o gato.

  • Asegúrale una buena hidratación. El agua es fundamental para el correcto desarrollo y mantenimiento de todos los órganos del cuerpo y, especialmente, para el sistema digestivo de los animales. Así que asegúrate de que no le falte nunca el agua a tu peludo.

  • Procúrale un buen nivel de actividad física. Cada animal es un mundo y en función de sus características demandará unas necesidades u otras.

Si tienes perro lo ideal es que te informes acerca de su nivel de energía según su raza para saber qué actividad es la más adecuada para él: caminatas por la montaña, salir a correr, sesiones de agility…

En el caso de los gatos, procura tener siempre rascadores, juguetes o cajas cerca para que puedan desahogarse o bien, puedes optar por sacarlos a pasear si lo toleran correctamente.

  • Hazle chequeos de manera regular. Las visitas el veterinario no deben limitarse únicamente a la vacuna anual. Es muy importante que controles la salud de tu mascota diariamente y estés alerta a los cambios que puedan producirse en su rutina: desde su estado de ánimo hasta el aspecto de sus heces o su predisposición a la hora comer (apatía, gula…). El más mínimo cambio podría suponer un problema grave de salud.

Como has podido ver, los animales no se diferencian tanto de nosotros. Una buena alimentación, el ejercicio físico regular y estar alerta a cualquier cambio en su conducta puede ayudar a prevenir múltiples problemas de salud intestinal.


¿Te ha gustado nuestro artículo? Te invitamos a que conozcas más sobre nosotros y nuestros productos para que aprendas a cuidarte por fuera y por dentro de una manera natural en www.suplementonatural.es.

Encontrarás productos relacionados con este artículo con un 5% de descuento añadido solo durante el mes de agosto. ¡Aprovecha ya nuestra oferta! ¡Voy volando a por mi descuento!

Síguenos también en Instagram y Facebook para tomar nota de todos nuestros consejos.

CUIDA TU MICROBIOTA ESTAS VACACIONES

CUIDA TU MICROBIOTA ESTAS VACACIONES

¡Las vacaciones ya están aquí! Playa, sol, chiringuito, excursiones, piscina y… ¡malas digestiones!

Los cambios en nuestros hábitos alimenticios durante las vacaciones, los atracones, las digestiones pesadas, esos platos a los que no estamos acostumbrados… Todo ello hace que nuestra microbiota se desequilibre, provocándonos una disbiosis temporal que se manifiesta en forma de diarrea, estreñimiento, gases, hinchazón y pesadez estomacal.

Por eso, es sumamente importante que te controles estas vacaciones y hagas la máxima bondad posible. No es tarea fácil, lo sabemos, pero no es imposible. Así que allá van algunos consejos.

CÓMO EVITAR LAS MALAS DIGESTIONES EN VACACIONES

Vamos a darte algunos consejos para que puedas irte tranquilamente de vacaciones sin sufrir por tu microbiota:

  • Procura llevar una buena rutina de alimentación, es decir, intenta comer más o menos siempre a la misma hora y respeta tus tiempos de comida (desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena).
  • No te atiborres más de la cuenta. Es bastante probable que tengas algún día de atracón, pero debes intentar no acabar con el estómago lleno cada vez que comas (ya sabemos lo tentador que es el bufet del hotel, pero no te dejes seducir por él tan fácilmente).
  • No piques entre horas. Está bien que algún día te tomes un heladito a media tarde pero no tomes por costumbre hacerlo cada día de manera sistemática. Haciéndolo solo estarás saturando aún más tu estómago.
  • Bebe agua, zumos o frutas con mucha agua. Si tienes una buena dosis de hidratación tu sistema digestivo funcionará mejor y, en general, todos los órganos de tu cuerpo. Además, cuanto más líquido bebas, menos hambre pasarás, por lo que no tendrás la tentación de picar entre horas.
  • Procura hacer ejercicio físico. Sabemos que en vacaciones las rutinas de ejercicio cambian inevitablemente, pero que eso no sea una excusa para no hacer nada. Aprovecha el gimnasio del hotel o, si no tienes, haz ejercicio al aire libre o unos largos en la piscina o la playa, pégate unas buenas caminatas o paga la cuota por días en algún gimnasio cercano.
  • No está de más que te ayudes con algún protector de estómago o suplemento alimenticio que te facilite la faena. Así tendrás un empujoncito extra para cuidar de tu microbiota y ahorrarte disgustos (si te pasas por nuestra shop seguro que encuentras alguno que te vaya bien).

Como ves, no está reñido ir de vacaciones con tener tus digestiones fuera de control. Toma nota de estos consejos y disfruta del viaje.


¿Te ha gustado nuestro artículo? Te invitamos a que conozcas más sobre nosotros y nuestros productos para que aprendas a cuidarte por fuera y por dentro de una manera natural en www.suplementonatural.es.

Encontrarás productos relacionados con este artículo con un 5% de descuento añadido solo durante el mes de julio. ¡Aprovecha ya nuestra oferta! ¡Voy volando a por mi descuento!

Síguenos también en Instagram y Facebook para tomar nota de todos nuestros consejos.