10 REMEDIOS NATURALES CONTRA EL RESFRIADO

10 REMEDIOS NATURALES CONTRA EL RESFRIADO

Un año más el frío nos ha vuelto a coger por sorpresa. Y es que ya parece que la estación de otoño se haya desvanecido. Pasamos del calor al frío prácticamente de un día para otro. ¿Cambio climático? Eso parece.

Así que es bastante probable que, si no te ha pasado ya, te acabe pasando como a la mayoría: que pilles un resfriado de agárrate y no te menees. ¿Estamos en lo cierto?

 

Si es así, estás en el sitio adecuado porque hoy te traemos 10 remedios de la abuela para que acabes ya con esa tos carraspera y el moco colgandero.

¿Quieres conocerlos? Allá vamos.

 

10 REMEDIOS DE LA ABUELA PARA COMBATIR EL RESFRIADO

1. Caldo de cebolla: La cebolla es un analgésico natural, por lo que una buena tacita de agua con cebolla calentita te ayudará a respirar mejor y aliviar el dolor de garganta. ¡Genial por la noche antes de irte a dormir!

2. Agua con sal: En este caso, no para bebértela, si no para realizarte una limpieza nasal que te ayude a descongestionar la nariz. Un par de gotitas de la mezcla en casa fosa y ¡a soltar esos mocos!

3. Zumo de limón con miel: Exprimir medio limón en una taza de agua caliente junto con dos cucharadas soperas de miel es uno de los mejores remedios para minimizar la tos y el picor en la garganta. ¡Verás qué alivio!

4. Infusión de manzanilla, limón, menta y vinagre: Esta combinación es ideal para hacer gárgaras cuando tengas la garganta muy irritada. Primero hierve agua con la manzanilla, el limón y la menta y, una vez esté templada, añádele el vinagre y ¡a hacer gárgaras!

 

5. Caldo de ajo: Si existe un antibiótico natural por excelencia ese es el ajo. Añade 2 o 3 dientes de ajo a un litro de agua hirviendo y tómate el caldo bien calentito. ¡Fuera tos en un visto y no visto!

6. Vahos de eucalipto: Esto es mano de santo para descongestionar tu nariz. Pon agua muy caliente en un barreño o en el mismo lavamanos, añádele unas gotas de esencia de eucalipto y ¡a respirar!

7. Infusión de limón y jengibre: Una taza bien rica te ayudará a calentar tu organismo para que te sientas con más confort y alivies de una vez por todas esa tos y te deshagas de la dichosa mucosidad. ¡Prometido!

 

8. Vitamina C: Frutas como naranja, pomelo, limón, fresa, piña o kiwi y verduras como brócoli, tomate o pimiento rojo contienen una alta cantidad de vitamina C. Tómalas enteras o en forma de batido para aumentar tus defensas y decirle «Ciao, pescao'» al resfriado.

9. Infusión de tomillo: El tomillo es un gran desinfectante y antiséptico natural, por lo que aprovecha sus súper-poderes y úsalo para hacer gárgaras o bien tómalo en infusión tres veces al día. ¡Catarros a ti!

10. Perilla: La perilla es el antihistamínico más natural que existe y es muy rica, además, en Omega-3. Tómala en infusión o incluso en aceite y fortalece tu sistema inmune. ¡Bye bye, tos y mocos!

 

EL MEJOR REMEDIO ES LA PREVENCIÓN

Ya hemos visto cómo los remedios de la abuela te pueden ayudar a aliviar los dichosos síntomas del resfriado pero, como se suele decir, «es mejor prevenir que curar».

Así que basándonos en esta certeza, hemos decidido hacerle un regalito a tus defensas para que evites pasar por la pesadilla del resfriado.

¿Quieres ahorrarte la tos carrasposa, los mocos traicioneros y el dolor de garganta que no te deja ni descansar por las noches?

Aquí va nuestro regalo para ti: ¡Un 10% de descuento extra en toda nuestra gama de productos específicos para tu sistema inmune! Vitamina C, ginseng, perilla, moringa, vitamina D… ¡Tienes un surtidazo!

Pásate ya por nuestra shop y aprovéchate de esta oferta solo durante el mes de octubre.

¡Que no te pille el catarro!

 


 

No olvides seguirnos también en Instagram y Facebook para tomar nota de todos nuestros consejos.

VUELTA AL COLE: SUPLEMENTOS PARA NIÑOS

VUELTA AL COLE: SUPLEMENTOS PARA NIÑOS

Poco se habla de los suplementos alimenticios en niños y lo cierto es que, como cualquier adulto, un niñx puede tener ciertas carencias nutricionales y necesitar de algún refuerzo. ¿Verdad?

Por eso, queremos aprovechar la vuelta al cole para que nuestrxs peques no solo tengan la mochila llena de libros, libretas y bolis, sino también de productos nutricionales a tope.

Permítenos que esta vez te vayamos haciendo una pequeña muestra de nuestros complementos alimenticios a medida que te vamos dando consejos.

Así será más fácil ponerte ejemplos prácticos de productos que les pueden ir fenomenal a tus pequeñxs de la casa.

¿Te parece bien? Pues allá vamos.

 

5 DÉFICITS NUTRICIONALES COMUNES EN NIÑOS

Es cierto que no podemos generalizar y es importante que, antes de incluir suplementos nutricionales en la alimentación de nuestros hijos, consultemos con un especialista.

Dicho esto, veamos cuáles son las carencias nutricionales más típicas en niños:

Vitamina C

Sabemos que la vitamina C es fácilmente obtenible a través de la dieta (frutas, verduras…) pero a veces es necesario un plus de esta vitamina, sobre todo en épocas en las que hay que reforzar el sistema inmune como en invierno.

A nosotrxs nos encanta la Acerola Bio 1000 de Salvia, ya que, con solo medio comprimido al día, las defensas se ponen a trabajar a tope.

Además, los niños alucinarán porque tiene un toque dulzón con un punto ácido que le da ese sabor a golosina que tanto les gusta. ¡Es genial!

Omega-3

Los Omega-3 son imprescindibles para el correcto desarrollo del cerebro y de la visión, por lo que carecer de ellos puede comportar riesgos durante el crecimiento de nuestro niño o niña.

Una buenísima solución es la que nos da Optim DHAlg, unas perlas de gelatina blandas con aceite en su interior que, incluso, se pueden masticar.

No contiene aceite de pescado, sino de microalgas, por lo que es 100% vegano.

Una opción súper eficaz y segura para nuestra criaturita. ¿A qué esperas para descubrirlo?

Vitamina D

El déficit de vitamina D es ya una realidad no solo en adultos, sino también en niños. Y es que a raíz de la pandemia se han llevado a cabo multitud de estudios que verifican que más del 90% de la población mundial carece de esta vitamina. Es alarmante, ¿verdad?

La llamada «vitamina del Sol» es crucial para huesos, músculos, sistema inmune, metabolismo celular… Vamos, para casi todo.

¿Cómo remediar este déficit? ¡Facilísimo! Con Optim D3. Dos gotitas al día y nuestrx peque tendrá los niveles diarios recomendados.

Además, está buenísimo porque tiene un saborcito a coco que seguro que le encanta. ¡Ve a conocerlo!

Zinc

¿Sabías que el zinc es un oligoelemento esencial para el crecimiento, el sistema inmunitario y la síntesis de proteínas? Se encuentra en carnes, leche, huevos, marisco…

Pero seguramente hay algo que no sabías. Y es que la sinergia del zinc con el butirato puede ayudar a tratar ciertas alteraciones intestinales.

O sea que cuando nuestrx peque tenga molestias en la tripita, puede que Butycaps Zinc sea su solución maestra. ¡Descúbrelo y háblale de él a tu pediatra! Seguro que le sorprende.

Hierro

La frase «una salud de hierro» deberíamos tomarla por bandera. ¿Por qué? Pues porque el hierro es vital para absolutamente todas las funciones de nuestro cuerpo.

Desde transportar oxígeno y CO2 a la sangre hasta participar en la síntesis de ADN, intervenir en la formación de colágeno, producir hormonas… El hierro es fundamental.

¿Y qué suplemento es genial para aportarle hierro a nuestro pequeñajo de la casa (además de muuuchos otros nutrientes)? La Moringa oleifera.

Esta «planta de la eterna juventud» es lo más.

Hierro, fósforo, potasio, vitaminas A y C, proteínas… ¡Ideal para complementar la dieta de nuestrx niñx!

 

¿Y sabes quién también es prácticamente un mix de todos los nutrientes que hemos comentado? Optim Immunity. Un productazo con vitaminas C y D, zinc, selenio y beta-glucanos de levadura.

¡Con él las defensas de los peques estarán más a tope que nunca!


Como este mes es «el mes de la vuelta al cole», te vamos a dar una sorpresa más. ¡Todos los productos de los que hemos hablado los tienes con descuentazo durante todo septiembre!

Pásate ya por nuestra shop y aprovecha para darle a tu peque lo que más se merece: salud.


No olvides seguirnos también en Instagram y Facebook para tomar nota de todos nuestros consejos.

POR QUÉ CONFIAR EN LOS SUPLEMENTOS ALIMENTICIOS

POR QUÉ CONFIAR EN LOS SUPLEMENTOS ALIMENTICIOS

Antes de nada vamos a dejar claro qué es un suplemento y en qué se diferencia de un medicamento.

 

¿QUÉ ES UN SUPLEMENTO?

Un suplemento o complemento tiene que ver con aquello que se añade a algo para mejorarlo. Pero ambos no son lo mismo.

¿QUÉ DIFERENCIAS HAY ENTRE UN SUPLEMENTO Y UN COMPLEMENTO?

Como la propia palabra indica, suplemento es aquel que suple alguna deficiencia nutricional y complemento es aquel que complementa aquello que no es suficiente.

No obstante, muchas veces se utilizan ambos  para referirnos a lo mismo: perfeccionar nuestra dieta, dotándola de aquello de lo que carece, ya sea total o parcialmente.

¿EN QUÉ SE DIFERENCIA UN SUPLEMENTO DE UN MEDICAMENTO?

Como hemos visto, un suplemento o complemento alimenticio ayuda a completar nuestra dieta. Sin embargo, los medicamentos tienen la finalidad de tratar y prevenir enfermedades.

Lo que está claro es que si llevamos una dieta sana y equilibrada, tendremos menos probabilidades de padecer ciertos problemas de salud, por lo que los suplementos pueden tener un papel importante en este sentido.

Por ello muchas veces, se puede llegar a relacionar los suplementos con los medicamentos sin que, en realidad, tengan nada que ver.

 

5 RAZONES PARA CONFIAR EN LOS SUPLEMENTOS ALIMENTICIOS

Una vez claro el concepto suplemento/medicamento, vamos a ver 5 razones por las que confiar en los mismos:

1. Los suplementos alimenticios, a diferencia de los fármacos, normalmente están compuestos por ingredientes naturales, lo que los hace más asumibles por parte de nuestro organismo. Los productos sintéticos o químicos son más difíciles de metabolizar que los naturales y, por ello, suelen tener más efectos secundarios.

2. Pueden sernos de gran utilidad si seguimos dietas estrictas (veganas, cetogénicas, hipocalóricas…), si padecemos enfermedades (celiaquía, Crohn…) o intolerancias alimenticias (lactosa, gluten…), etc. Si no podemos tomar ciertos alimentos directamente, tampoco podemos beneficiarnos de sus nutrientes, por lo que la suplementación será una buena alternativa en estos casos.

3. El paso de los años hace que a nuestro cuerpo le cueste más absorber algunas vitaminas, minerales o proteínas, impidiendo que nuestro organismo realice correctamente sus funciones. Ayudarnos de complementos alimenticios puede revertir esta situación.

4. El embarazo suele traer consigo la necesidad de un mayor aporte de nutrientes para el correcto desarrollo del feto. Omega-3, ácido fólico, hierro, vitamina D, calcio… son algunos de los suplementos más recomendados. Siempre se debe consultar al médico en función de las necesidades de la madre.

5. Algunos tienen funciones muy específicas como reparar los tejidos del cuerpo, ayudar a la circulación sanguínea, ejercer como antiinflamatorios naturales, estimular la memoria, aportar energía, reequilibrar la microbiota, fortalecer los músculos, aportar relax, activar el sistema inmune…

Como hemos podido comprobar, existen razones más que de sobra para confiar en los suplementos alimenticios. ¿Te atreves a dar el paso?

Pásate por nuestra shop online y hazte con casi medio centenar de suplementos alimenticios. (¡Voy volando!)

Además, tenemos en oferta algunos de ellos durante todo el mes de mayo. Así no tendrás excusa para pasarte al lado natural. (Allá que voy)

No te olvides de seguirnos también en Instagram y Facebook para tomar nota de todos nuestros consejos.