CÓMO ELEGIR COSMÉTICO SEGÚN TU PIEL

CÓMO ELEGIR COSMÉTICO SEGÚN TU PIEL

Muchas veces la ardua tarea de escoger el cosmético correcto para tu piel puede suponer un melón un tanto difícil de abrir: que si piel mixta, que si piel grasa, que si crema hidratante, contorno de ojos… ¿Por dónde empezar? ¿Qué hay que saber?

¡Que no cunda el pánico! Desde Suplemento Natural te vamos a dar ahora mismito las claves para saber qué cosmético es el ideal para tu bonito cutis.

 

DIFERENCIA ENTRE TIPO DE PIEL Y ESTADO DE LA PIEL

Algo que conviene dejar claro de primeras es que no es lo mismo el tipo de piel que el estado de la piel. ¿Qué diferencia hay? Muy sencillo.

El tipo de piel es aquella “con la que unx nace”, la que tienes por genética y que se puede clasificar comúnmente en: normal, grasa, seca y mixta.

Por otro lado, el estado de la piel es el momento en el que se encuentra tu piel ahora mismo a consecuencia de factores internos o externos. Por ejemplo, si la tienes más deshidratada porque es invierno, si está más grasa por un tema hormonal, si está descamada porque estás pasando por una temporada de estrés…

Esto significa que tu piel “siempre” es de un determinado tipo y en su estado “normal” seguirá siendo de ese tipo, pero que en según qué épocas esta condición puede cambiar y “volverse” un tipo de piel diferente a la que tienes habitualmente. ¿Sí?

Una vez sabido esto, vamos a ver cómo distinguir los tipos de piel para que sepas identificar la tuya y cómo elegir el cosmético adecuado según las necesidades que tiene tu dermis en la actualidad.

 

TIPOS DE PIEL

Piel normal

La piel normal, a pesar de llamarse así, de normal tiene bien poco. Deberíamos llamarla más bien “piel ideal”. Y es que es aquella piel “perfecta”, de culito de bebé, sin imperfecciones, suave… En fin, la que todo el mundo desea. Si eres de esta estupenda minoría, enhorabuena; con mantener tu piel bien hidratada y protegida prácticamente te bastará.

Piel seca

La piel seca es aquella de aspecto mate, sin ningún brillo. Son pieles que por su condición suelen tender a la arruga fácil, por lo que si ése es tu caso, hazte con productos cosméticos que te aporten mucha hidratación y con acción antiarrugas. También será importante que incluyas en tu neceser productos específicos como contorno de ojos y sérums que te ayuden a disminuir las líneas de expresión.

Piel grasa

Al contrario que la seca, la piel grasa tiene un aspecto brillante. Al tener los poros más dilatados a consecuencia del exceso de sebo, éstos pueden resultar a veces bastante antiestéticos. Lo ideal en este tipo de piel es optar por productos astringentes que absorban la grasa y la realización de exfoliaciones faciales con asiduidad.

Piel mixta

Podemos decir que la piel mixta es en realidad la más común. Es aquella que tiene la “zona T” (frente, nariz y barbilla) más grasa y, en cambio, el resto del rostro (mejillas y sienes) más seco. Existen productos en el mercado especialmente indicados para pieles mixtas, pero te recomendamos que en este caso utilices un producto en concreto para cada zona del rostro (grasa, seca o normal) para que el producto actúe con más efectividad.

ESTADOS DE LA PIEL

Existen varios estados que se pueden dar en la piel según factores que van desde el clima o la contaminación urbana a cuestiones hormonales, consumo de ciertos medicamentos, estrés o, incluso, el propio envejecimiento natural de la piel.

No obstante, vamos a concretar los estados epidérmicos más comunes y la solución a través de los productos cosméticos para mejorar su apariencia:

Deshidratación

Los cosméticos con un alto porcentaje de agentes hidratantes como el ácido hialurónico, el colágeno o las vitaminas B y E pueden ser grandes aliados en estos casos.

 

Manchas

Existen productos con acción despigmentante a base de ingredientes como la arbutina o el resveratrol con eficacia demostrada. Se aconsejan previa exfoliación de la piel para que resulten más efectivos.

 

Descamación

Exfoliar la piel y realizar mascarillas faciales para retirar las células muertas en exceso será una premisa innegociable. Posteriormente habrá que tratar la piel con productos altamente hidratantes.

Arrugas

Lo ideal es apostar por cosméticos a base de aceites vegetales y esencias naturales como argán, jojoba, ylang-ylang, pachulí o rosa mosqueta con acción antiaging.

Sensibilidad

El uso de ingredientes naturales como la arcilla o de aceites vegetales como karité, soja, arroz o escualeno pueden ser una buena opción en estos casos.

Acné

Conviene analizar cada caso, pues el acné tiene diferentes grados. En un grado bajo bastará con una exfoliación suave y productos específicos; en casos más graves habrá que consultar con un especialista.

 

¿Necesitas encontrar tu cosmético ideal ahora? Pásate ya por nuestra shop y encuentra el producto ideal para tu piel. ¡Además con descuento extra SOLO este mes de marzo! ¿Qué más se puede pedir? ¡Voy ahora mismito!

No te olvides de seguirnos también en Instagram y Facebook para tomar nota de todos nuestros consejos.

POR QUÉ ES IMPORTANTE LA PROTECCIÓN SOLAR

POR QUÉ ES IMPORTANTE LA PROTECCIÓN SOLAR

Ya llevamos unos añitos que nos lo repiten por activa y por pasiva: “Protégete del sol”, “Vigila, no te quemes”, “Usa protector solar”… Pero, ¿por qué es tan importante?

LA IMPORTANCIA DE LA PROTECCIÓN SOLAR

El astro rey nos aporta muchos beneficios: vitamina D, serotonina, calor… pero es un arma de doble filo porque, así como nos beneficia en muchos casos, también nos puede perjudicar gravemente en otros.

La radiación solar es responsable directa de quemaduras cutáneas, envejecimiento prematuro, manchas e, incluso,  cáncer de piel.  Por eso es tan importante que te protejas de ella y lo hagas, además, con la mayor de las garantías.

¿CÓMO PROTEGERME DEL SOL DE MANERA EFICAZ?

La respuesta es sencilla: debes aplicarte protectores solares que te hagan de escudo contra las radiaciones solares como, por ejemplo:

  • Sombreros o gorras
  • Prendas de ropa (pañuelos, camisas…)
  • Sombrillas (no solo en la playa, sino incluso para ir por la calle)
  • Cremas de protección solar

Elegir una opción u otra dependerá de tus preferencias, pero lo que está claro es que debes protegerte sí o sí si no quieres pagar las consecuencias en un futuro. Ya sabes: la piel tiene memoria.

Además, no te quedes  con la idea de que a la piel solo hay que protegerla en verano; hay que hacerlo durante todo el año y es en verano cuando debes hacerlo un poco más, si cabe.

¿CÓMO ELEGIR MI CREMA DE PROTECCIÓN SOLAR?

Vayamos por partes. El sol quema (eso ya lo sabes), pero ya no solo es él el responsable de todos los problemas que puedes tener en la piel si no la proteges; también lo es la luz azul, que es aquella emitida por nuestros teléfonos móviles, pantallas de ordenador, tabletas, televisión, luces LED…

Como ves, no estamos protegidos en ninguna parte. Por eso, desde Suplemento Natural, te recomendamos que optes siempre por cremas de protección solar frente a rayos UVA (radiación ultravioleta tipo A), UVB (radiación ultravioleta tipo B), VL (luz azul – luz visible de alta energía) e IR (luz infrarroja).

Así que, antes de comprarte cualquier crema, lee bien el envase y asegúrate una protección lo más completa posible. ¡Ah! Y si tiene SPF 30 o 50 muchísimo mejor, pues más tiempo durarán los efectos de la crema en tu piel.


¿Te ha gustado este artículo? Te invitamos a que conozcas más sobre nosotros y nuestros productos para que aprendas a cuidarte por fuera y por dentro de una manera natural en www.suplementonatural.es.

Encontrarás productos relacionados con este artículo con un 5% de descuento añadido solo durante el mes de julio. ¡Aprovecha ya nuestra oferta! ¡Voy volando a por mi descuento!

Síguenos también en Instagram y Facebook para tomar nota de todos nuestros consejos.