CONSEJOS PARA UNA MALETA PERFECTA

CONSEJOS PARA UNA MALETA PERFECTA

¿Estás ready para tus vacaciones? Si ya tienes tu destino definido entonces es hora de pensar en preparar tu maleta.

Puede parecer una tarea sencilla pero, créenos, no siempre es así y los disgustos de última hora son más frecuentes de lo que parece: «¡Ostras! Me he dejado esto», «Tendría que haber mirado el tiempo», «No sabía que tenía que traer aquello», «¡Qué desastre de maleta!».

En fin, que unos consejitos de más no te vendrán nada mal.

¡Aquí los tienes!

 

1. Investiga el clima del lugar

Antes de ni siquiera plantearte qué ropa llevarte, preocúpate por saber qué temperatura y clima hay en tu destino, aunque esté relativamente cerca de ti. Esto influirá definitivamente a la hora de preparar tu maleta de viaje.

 

2. Procura hacer un buen «fondo de maleta»

Así como de vez en cuando es recomendable hacer un «fondo de armario» a fondo, en este caso haremos algo parecido. ¿De qué se trata? De planificar tus looks y escoger prendas que sean fácilmente combinables entre sí para que no tengas que llevarte todo el armario a cuestas.

 

3. Enrolla tus prendas

Una manera eficaz de que toda tu ropa quepa bien en la maleta es enrollar las prendas. Es un «truco de la abuela» infalible. Optimizarás muchísimo el espacio. ¡Compruébalo!

 

4. No te olvides la documentación

Te recomendamos que tengas toda la documentación unificada en un mismo lugar. Prepara una cartera o mochilita y guarda en ella todo el papeleo importante: pasaporte, tarjetas de embarque, reservas, mapas, información relevante, documentos de identidad….

 

5. Protege bien tu maleta

Sobre todo si vas a utilizar un medio de transporte público, procura incorporar elementos de seguridad en tu maleta como candados con combinación o precinto. También puedes hacer un seguro especial que te cubra en caso de pérdida de tu maleta.

 

6. Aprovecha los huecos

Para optimizar más si cabe el espacio de tu maleta, apura bien todos los huecos libres que tengas. Puedes meter algunos accesorios dentro de los zapatos, unificar prendas pequeñas y rellenar un espacio, colocar objetos entre prenda y prenda. Lo que viene siendo un Tetris en toda regla.

 

7. Prepara un mini-botiquín

No está de más curarnos en salud (nunca mejor dicho) preparándonos un kit con medicación básica como tiritas, aspirina, ibuprofeno, antiséptico… También será importante que te acuerdes de tu estómago y de los típicos desajustes gastrointestinales que suelen darse durante las vacaciones. Para ello puedes incorporar algún protector estomacal o equilibradores de la microbiota intestinal.

 

8. No te lleves accesorios de mucho valor

Para evitar disgustos de última hora es preferible que dejes los objetos de valor en casa. Si te gusta vestir con complementos, mejor utiliza bisutería o marroquinería low cost. La hay de muy buena calidad y bien bonita.

 

9. Coge bolsas para la ropa sucia

Si viajamos a un lugar en el que sabemos seguro que disponemos de lavandería y que vamos a hacer uso de ella, quizá no sea tan necesario llevarnos bolsas para la ropa ya usada. Aún así, nunca está de más. Así quedará bien cerrada y separada del resto de ropa que no hayamos utilizado.

 

10. Acuérdate del cargador

Aquí incluimos tanto el cargador para el móvil como para los diferentes aparatos electrónicos que nos queramos llevar como el portátil, la tableta u otros. Incluso, si podemos disponer de un adaptador para todos ellos mucho mejor para optimizar el espacio.

 

11. Usa una maleta adecuada

Más vale que nos sobre un poquitín de espacio a que nuestra maleta vaya embutida como una lata de sardinas. Piensa, incluso, que normalmente siempre venimos de vuelta de nuestro viaje con cosas de más.

 

12. Añade una bolsa o mochila plegable

Como hemos comentado en el punto anterior, normalmente volvemos de nuestro viaje más cargados de lo que nos hemos ido: ropa nueva, souvenirs… Si disponemos de un poco más de almacenaje en una bolsa a parte, mejor que mejor para guardarlo todo a buen recaudo.

 

13. Un paraguas nunca está de más

Este es el eterno dilema. ¿Llevarnos o no el paraguas? Nosotros te aconsejamos que sí, aunque sea uno plegable pequeño, pues puede salvarte en un momento de lluvia inesperada. Si no dispones de mucho espacio en tu maleta, otra opción es llevarte un chubasquero.

 

14. Cuidado con los objetos frágiles

Es muy común volver de las vacaciones con recuerdos del lugar y, muchas veces, estos souvenirs son de un material delicado como el cristal, la cerámica o el barro. Por eso te recomendamos que guardes estos objetos entre las prendas para protegerlos y evitar que se rompan.

 

15. No esperes al último momento

Procura planificar tu maleta unos días antes del viaje. ¿Por qué? Sobre todo por la ropa, ya que si quieres llevarte algunas prendas en concreto tienes que asegurarte de que no están sucias. Además, debes tener a mano tus maletas y hacerte con una a tiempo si no dispones de ella.

 

Estamos segurxs de que con estos súper consejos podrás irte de viaje con la total tranquilidad de haber hecho una maleta perfecta.


No olvides seguirnos también en Instagram y Facebook para tomar nota de todos nuestros consejos.

10 DATOS SOBRE LA MENOPAUSIA QUE DEBES SABER

10 DATOS SOBRE LA MENOPAUSIA QUE DEBES SABER

El mes de marzo es un mes especial para la mujer gracias al 8-M, el Día Internacional de la Mujer.

Es por eso que se nos ha ocurrido aterrizar un tema que concierne precisamente a todas las mujeres: la menopausia.

Y es que, a día de hoy, todavía sigue siendo un tema algo controvertido pero, por suerte, hay cada vez más información al respecto, más investigación sobre el tema y, casi lo más importante, menos tabú.

Hablar de menopausia es hablar de una etapa bastante larga en la vida de una mujer, por lo que merece que le prestemos atención, ¿no te parece?

Así que, ¡allá vamos!

Hoy te traemos 10 datos que deberías saber sobre la menopausia, tanto si te encuentras en esta etapa como si no.

 

1. La edad media de la menopausia son los 51 años

Sí, sí. Como lo lees. Ni uno más y ni uno menos.

Lógicamente puede variar depende del caso, pues el rango de edad oscila entre los 45 y los 55 años.

 

2. La menopausia es la última regla de la mujer

Decimos que hemos entrado en menopausia cuando contamos desde el último periodo que hemos tenido.

La regla puede «hacernos el tonto» una temporadita antes y no tener claro si estamos entrando o no en la menopausia. A esta etapa, de hecho, se la conoce como perimenopausia o premenopausia.

Pero el tema es fácil: a la que ya no tengas más menstruación… C’est fini; la menopausia ya esta aquí.

 

3. El 90% de las mujeres sufrirá síntomas menopáusicos

Por más que queramos evitarlo, en mayor o menor medida, casi todas las mujeres padecerán los temidos sofocos, insomnio, irritabilidad, falta de memoria, dolor en las relaciones, artrosis, colesterol, hipertensión, osteoporosis…⁠

¡Ojo! No hay porqué sufrirlos todos y tampoco de manera incapacitante.

 

4. La «culpa» es de los estrógenos

Entre otras cosas, los estrógenos tienen mucho que ver en los cambios físicos y emocionales que se producen durante la menopausia.

Y es que lo controlan prácticamente todo: el aparato reproductor femenino, el metabolismo de grasas y colesterol, la presión arterial, la libido, la producción de colágeno…

Por eso, cuando la producción de estrógenos durante la menopausia se reduce al mínimo, aparecen los «dichosos» síntomas menopaúsicos.

 

5. Los síntomas menopáusicos no duran eternamente

A ver, una cosa que hay que tener clara es que el hecho de entrar en menopausia no significa que vayas a sufrir los síntomas menopáusicos forever and ever.

No. Esos síntomas los sufrirás durante unos 7 o 9 años (que ya son). Y bueno, vale, sí… Hay casos que pueden llegar hasta los 14, pero no es lo habitual y hay luz al final del túnel.

6. Solo el 50% de las mujeres consulta a su ginecólogo

Chicas, esto es un problema. Lo dicen los estudios: ¡Hay que ir al médico!

Y es que, vamos a ver, la menopausia no es una enfermedad. Es una etapa natural y normalísima de la mujer.

El médico no va a «curarte» la menopausia, pero sí puede ayudarte a tratar los síntomas de la misma para que puedas mejorar tu calidad de vida.

Así que no lo pienses. A la que notes cambios, ve al ginecólogo. ¿Qué problema hay?

 

7. La perimenopausia dura de 3 a 5 años aproximadamente

Ya hemos dicho que la perimenopausia se da justo antes de la menopausia y es esa época de «no saber del todo bien qué te está pasando».

Además de episodios de «ahora regla sí, ahora regla no», puede venir acompañada de otros síntomas típicos menopáusicos.

Así que, ármate de paciencia que tú puedes.

 

8. Las enfermedades cardiovasculares y las óseas son los grandes problemas de la menopausia

El factor protector para el corazón de las mujeres se pierde en el momento de la llegada de la menopausia (cómo no) a raíz de la pérdida de estrógenos.

Además, por esta misma razón, es más fácil sufrir enfermedades como la osteoporosis, pues los huesos ya no se regeneran como antes.

Así que, muy atenta a estos dos grandes riesgos para tu salud. No los subestimes.

 

9. La dieta y el ejercicio son perfectos para «tratar» la menopausia

El ejercicio es fundamental para fortalecer la musculatura, evitar el sobrepeso, ayudar al corazón, aliviar el estrés… Así que ponte en marcha.

¿Lo ideal? Combinar ejercicio de fuerza con caminatas diarias de marcha rápida.

La alimentación también es vital. Opta por una dieta mediterránea rica en vegetales, hortalizas, verduras, legumbres, grasas saludables, aceite de oliva, frutos secos…

¡Estos alimentos están llenos de antioxidantes y fibra dietética y, además, tienen propiedades antiinflamatorias! Perfecto para ti.

¡Ah! Y no te olvides de la vitamina D y el Omega-3. ¡Imprescindibles para tus huesos y tu corazón!

 

10. La menopausia puede ser tu etapa más feliz

No todo va a ser negativo en la menopausia. Y es que, varios estudios apuntan a que la menopausia, además de ser una etapa vital y natural de la mujer, puede ser también la más plena.

¿Por qué? Entre otras cosas, tienes más libertad de movimiento pues tus hijxs (quién los tenga) ya son mayores, te conoces a la perfección, puedes disfrutar de tu sexualidad al máximo sin preocupaciones por si hay riesgo de embarazo (aunque sigue usando precaución para evitar ETS)…

Muchas, incluso, llaman a la menopausia «la segunda juventud». ¿Y tú que opinas?


No olvides seguirnos también en Instagram y Facebook para tomar nota de todos nuestros consejos.

CÓMO SUPERAR CON ÉXITO LA «CUESTA DE ENERO»

CÓMO SUPERAR CON ÉXITO LA «CUESTA DE ENERO»

Empezar un nuevo año siempre «es bien».

La ilusión por afrontar nuevos retos y cumplir con los propósitos que nos hemos marcado para este año nos sirve de motor para arrancar con las pilas a tope.

Pero hay algo que, irremediablemente, se repite cada año: la temida «cuesta de enero».

Y es que venimos de una época de excesos, de gastos de más y de un «mirar para otro lado» mientras nuestra cuenta va bajando casi por segundos.

Después de unas fiestas cargadas de magia llega, de nuevo, la realidad. Una realidad que hay que hacer frente para poder sobrellevar esta post-Navidad.

¡Pero que no cunda el pánico!

Aquí te traemos unos tips para que tu cuesta de enero no sea demasiado empinada y puedas pasearte por ella sin a penas notarlo.

 

1. Prioriza los pagos importantes

Antes de aturullarte con los pagos, haz una lista de aquellos que debes liquidar y ordénalos de mayor a menor urgencia. Céntrate solo en aquellos que sean más importantes y el resto déjalos, a ser posible, para el mes que viene.

 

2. Márcate un presupuesto para este mes

Sintiéndolo mucho, este mes deberás hacer un esfuerzo sí o sí para no derrochar más de la cuenta. Así que fíjate un presupuesto máximo a gastar y no pases de ahí. Puedes utilizar como recurso el tener ese dinero en efectivo, dejar la tarjeta de crédito en casa o desinstalar las apps de pago por teléfono móvil.

 

3. Cuidado con las rebajas

Después de Reyes llegan las rebajas y con ellas las ansias de gastar. ¡Ojo! Céntrate en el presupuesto que te has marcado. Puedes aprovechar alguna oferta de cierto producto que lleves tiempo deseando, pero siempre con criterio.

 

4. Menos restaurantes y más comida en casa

No es que queramos ningún mal para la hostelería, pero este mes conviene ahorrar y, por ello, es más conveniente comer en casa que salir fuera. Si a ello le sumamos la compra de productos frescos en lugar de precocinados y nos hacemos con un buen plan de comidas semanal, mejor que mejor.

 

5. Busca una fuente de ingresos extra

¿Por qué no? Si la situación lo requiere, puedes tratar de buscar otra manera de obtener más ingresos y que así tu situación económica mejore durante estas primeras semana del año.

 

Estamos seguros de que con estas pautas no habrá cuesta que se te resista.

 


No olvides seguirnos también en Instagram y Facebook para tomar nota de todos nuestros consejos.

LOS 15 MEJORES DEPORTES PARA PRACTICAR EN VERANO Y CONSEJOS A TENER EN CUENTA

LOS 15 MEJORES DEPORTES PARA PRACTICAR EN VERANO Y CONSEJOS A TENER EN CUENTA

¡El verano ya está aquí! ¿Cómo lo has recibido? ¿Tenías ganas?

Nostroxs desde luego que sí.

Y es que, a pesar de las horas sofocantes de calor, el verano es una de aquellas estaciones del año que cambian casi por completo tu rutina. ¿No es verdad?

Haces más cosas a lo largo del día. Pasas de bar a chiringuito, de centro comercial a playa o río, de shopping a cervecita en la terraza y de practicar el mismo deporte durante todo el año a practicar otro distinto.

Y, hablando de deportes… ¿Quieres saber cuáles son los deportes más populares del verano?

Aquí te damos un listado de los más practicados.

Los 15 deportes más populares de verano

1.Esnórquel o buceo. Puedes disfrutar de la naturaleza submarina a la vez que realizas ejercicio. Desde luego, cada sesión puede ser una auténtica gozada.

2. Surf. Si quieres ganar fuerza, flexibilidad y equilibrio este es el deporte perfecto para ti. Sentirás el enorme placer de surcar las olas del mar mientras te pones en forma.

3. Motos de agua. Para los amantes de las motos esta es, sin duda, una de las mejores opciones veraniegas. Dale gas y disfruta de un emocionante paseo acuático.

 

4. Voley playa. Un deporte divertido para practicar con amigxs y que te hará trabajar todo el cuerpo. Resistencia, movimiento y esfuerzo unidos a horas de entretenimiento.

5. Palas. Este ejercicio puede resultar sencillo, pero no por ello menos productivo. Además de pasar un buen rato, estarás entrenando todo tu cuerpo sin darte a penas cuenta.

6. Patines. Recorrer largos paseos marítimos a borde de playa es mucho más ameno sobre ruedas. Esta opción es genial para disfrutar en solitario o, incluso, en grupo.

 

7. Pádel. Si bien es cierto que se practica durante todo el año, en verano aumentan las ganas de darle caña a este deporte. Una muy buena opción para pasar un rato divertido en compañía.

8. Paddle surf. Este deporte cada vez tiene más adeptos y no es de extrañar. Es fácil de practicar, te permite estar en buena forma y, a la vez, puedes disfrutar de preciosos paisajes costeros.

9. Fútbol playa. Si te gusta el fútbol en todas sus versiones puedes seguir practicándolo sobre terreno arenoso durante el verano. Quemarás calorías dándole a la pelota y lo pasarás en grande.

10. Senderismo. No todo es playa. En verano también puedes disfrutar de paseos por la montaña mientras mueves el body. Hay muchos lugares por descubrir.

11. Yoga. A pesar de que se puede llevar a cabo prácticamente en cualquier lugar, la playa es uno de los emplazamientos favoritos para los yoggies. Mejora tu tono físico y ayuda a relajarte.

12. Rafting. Vivir una auténtica aventura río abajo puede resultar muy emocionante. Sin duda, este es uno de los mejores deportes para gozar en compañía si buscas adrenalina.

 

13. Golf. Un deporte que puede parecer relajado pero con el que trabajas cuerpo y mente. Concentración, precisión y control de movimientos pueden hacerte disfrutar como nunca antes.

14. Kayak (canotaje o piragüismo). Navegar a bordo de una canoa por mar o río puede ser una gran experiencia. Te descubre calas y lugares inóspitos a la vez que tonificas tu cuerpo.

15. Natación. Este deporte no podía faltar. Ya sea en mar o en piscina, nadar conlleva muchos beneficios para tu salud. Practicarlo puede resultarte realmente placentero.

Consejos a tener en cuenta a la hora de practicar deporte en verano

Practicar deporte en verano es genial para tu salud, pero hay ciertas medidas que debes tomar si no quieres que te salga el tiro por la culata.

Aquí van 5 tips:

1. Protege tu piel del sol. En verano estás más predispuestx a sufrir quemaduras solares, sobre todo si practicas deporte a horas de máxima radiación (de 12h a 16h aprox.). Así que hazte con un protector solar SPF 50 a la de ya y ves reaplicándolo cada cierto tiempo para seguir protegidx.

2. Utiliza ropa adecuada. Opta por prendas de algodón o transpirables para poder sobrellevar mejor el calor y ayudar a la sudoración. También deberás proteger tu cabeza con gorra o sombrero si estás muchas horas bajo el sol para evitar insolaciones.

3. Hidrátate correctamente. No puede faltar la hidratación durante el ejercicio físico y, más aún, en verano. Así que ten agua o tu refresco isotónico favorito siempre a mano para no deshidratarte y sufrir un golpe de calor.

4. Calienta y estira al realizar deporte. Antes y después del deporte necesitas preparar tus músculos y articulaciones para evitar lesiones. Te recomendamos que complementes tu rutina con cremas efecto calor y efecto frío para el pre y el post entrenamiento respectivamente.

5. Cuida tu alimentación. En verano es bueno que adaptes la dieta a tus necesidades deportivas teniendo en cuenta el factor calor. Por norma general, a mayor gasto calórico mayor ingesta de calorías. Opta también por frutas y verduras que te ayudarán a mantenerte hidratadx.

 

Y ahora, cuéntanos. ¿Cuál es tu deporte favorito para practicar en verano? ¿Qué medidas tomas a la hora de practicarlo?


No olvides seguirnos también en Instagram y Facebook para tomar nota de todos nuestros consejos.

PREPÁRATE PARA LOS EXÁMENES

PREPÁRATE PARA LOS EXÁMENES

Sí, lo sabemos. Los exámenes están a la vuelta de la esquina y, por mucha pereza que te de, no vas a librarte de ellos… Y lo sabes.

No podemos ayudarte a aprobarlos ni hacerlos por ti, pero sí podemos darte algunos trucos que seguro que te van a ir fenomenal para que vayas entrenándote y superes los exámenes con notaza.

¡Aquí van 10 tips!

1. Estudia a diario
Eso no quiere decir que hinques los codos a saco cada día, pero sí es bueno que vayas repasando las materias para ir interiorizando los conceptos y luego no tengas toooda la faena de golpe.

2. Prioriza
Primero lo más importante, aquello que debes saber o hacer sí o sí antes que nada. Ya sea repasar tal lección, hacer x esquema o el resumen de aquello. Ya sabes de qué se trata seguro.

3. Utiliza tu memoria visual
Todo entra mucho mejor a través de dibujos, fotografías, esquemas, colores… La memoria visual puede ser una gran aliada para que puedas acordarte más fácilmente de ciertos temas.

4. Permítete momentos de desconexión
Sí. No todo es estudiar; hay que resetear. Y, por ello, lo mejor es que vayas haciendo parones entre estudio y estudio o en días puntuales. Tómate algo con unos amigxs, sal al bosque a pasear o, simplememte, escucha algo de música.

5. Haz deporte
El ejercicio físico no sólo te ayudará a desconectar y liberar estrés, sino que ayudará a tu cerebro. Sí, sí. Está demostrado. El deporte es un gran ejercitador de la memoria.

6. Duerme bien
El sueño a menudo está subestimado, pero dormir bien es esencial. Nuestro cerebro y, en general, todo nuestro cuerpo se «regenera» durante la noche.

7. Cuida tu alimentación
Además de llevar una dieta equilibrada, aprovéchate de alimentos buenos para la memoria (frutos secos, pescado azul, frutos rojos, verduras) o de complementos alimenticios (ginseng, Omega-3, bacopa, cúrcuma).

8. Haz ejercicios de memoria
Algunos juegos como sudokus, sopas de letras, cruzadas o puzzles estimulan la memoria, por lo que pueden ayudarte después con los conceptos que tengas que estudiar.

9. Evita las distracciones
A la hora de estudiar encuentra el lugar idóneo para tí. Te recomendamos un sitio tranquilo (habitación, biblioteca, jardín) que te ayude a poner foco. ¡Ah! Y apaga o silencia el móvil, sobre todo.

10. Ponle actitud
Sabemos que suena fácil decirlo, pero la actitud lo es todo. Así que céntrate en tus objetivos finales y piensa que los éxamenes son sólo una roca que debes atravesar para llegar allí dónde quieres. ¡Ánimo!


¿Qué te han parecido nuestras recomendaciones?

Si crees que, aún con estos tips necesitas un pequeño empujoncito, estás en el sitio correcto. En nuestra shop online encontrarás suplementos específicos parta ayudar a tu memoria y ¡con descuento extra durante el mes de mayo! ¿Por qué no le echas un vistazo? ¡Dale caña a tu memoria!

No te olvides de seguirnos también en Instagram y Facebook para tomar nota de todos nuestros consejos.