POR QUÉ CONFIAR EN LOS SUPLEMENTOS ALIMENTICIOS

POR QUÉ CONFIAR EN LOS SUPLEMENTOS ALIMENTICIOS

Antes de nada vamos a dejar claro qué es un suplemento y en qué se diferencia de un medicamento.

 

¿QUÉ ES UN SUPLEMENTO?

Un suplemento o complemento tiene que ver con aquello que se añade a algo para mejorarlo. Pero ambos no son lo mismo.

¿QUÉ DIFERENCIAS HAY ENTRE UN SUPLEMENTO Y UN COMPLEMENTO?

Como la propia palabra indica, suplemento es aquel que suple alguna deficiencia nutricional y complemento es aquel que complementa aquello que no es suficiente.

No obstante, muchas veces se utilizan ambos  para referirnos a lo mismo: perfeccionar nuestra dieta, dotándola de aquello de lo que carece, ya sea total o parcialmente.

¿EN QUÉ SE DIFERENCIA UN SUPLEMENTO DE UN MEDICAMENTO?

Como hemos visto, un suplemento o complemento alimenticio ayuda a completar nuestra dieta. Sin embargo, los medicamentos tienen la finalidad de tratar y prevenir enfermedades.

Lo que está claro es que si llevamos una dieta sana y equilibrada, tendremos menos probabilidades de padecer ciertos problemas de salud, por lo que los suplementos pueden tener un papel importante en este sentido.

Por ello muchas veces, se puede llegar a relacionar los suplementos con los medicamentos sin que, en realidad, tengan nada que ver.

 

5 RAZONES PARA CONFIAR EN LOS SUPLEMENTOS ALIMENTICIOS

Una vez claro el concepto suplemento/medicamento, vamos a ver 5 razones por las que confiar en los mismos:

1. Los suplementos alimenticios, a diferencia de los fármacos, normalmente están compuestos por ingredientes naturales, lo que los hace más asumibles por parte de nuestro organismo. Los productos sintéticos o químicos son más difíciles de metabolizar que los naturales y, por ello, suelen tener más efectos secundarios.

2. Pueden sernos de gran utilidad si seguimos dietas estrictas (veganas, cetogénicas, hipocalóricas…), si padecemos enfermedades (celiaquía, Crohn…) o intolerancias alimenticias (lactosa, gluten…), etc. Si no podemos tomar ciertos alimentos directamente, tampoco podemos beneficiarnos de sus nutrientes, por lo que la suplementación será una buena alternativa en estos casos.

3. El paso de los años hace que a nuestro cuerpo le cueste más absorber algunas vitaminas, minerales o proteínas, impidiendo que nuestro organismo realice correctamente sus funciones. Ayudarnos de complementos alimenticios puede revertir esta situación.

4. El embarazo suele traer consigo la necesidad de un mayor aporte de nutrientes para el correcto desarrollo del feto. Omega-3, ácido fólico, hierro, vitamina D, calcio… son algunos de los suplementos más recomendados. Siempre se debe consultar al médico en función de las necesidades de la madre.

5. Algunos tienen funciones muy específicas como reparar los tejidos del cuerpo, ayudar a la circulación sanguínea, ejercer como antiinflamatorios naturales, estimular la memoria, aportar energía, reequilibrar la microbiota, fortalecer los músculos, aportar relax, activar el sistema inmune…

Como hemos podido comprobar, existen razones más que de sobra para confiar en los suplementos alimenticios. ¿Te atreves a dar el paso?

Pásate por nuestra shop online y hazte con casi medio centenar de suplementos alimenticios. (¡Voy volando!)

Además, tenemos en oferta algunos de ellos durante todo el mes de mayo. Así no tendrás excusa para pasarte al lado natural. (Allá que voy)

No te olvides de seguirnos también en Instagram y Facebook para tomar nota de todos nuestros consejos.

STOP ESTRÉS

STOP ESTRÉS

Trabajo, estudios, casa, familia, niños, economía, tráfico, pandemia, eventos… Vale. ¡Stop! Si ya solo con leerlo te has estresado, este artículo te interesa.

Hoy hablamos sobre el estrés, una de las mayores pandemias mundiales (si te pensabas que pandemia solo se trataba de COVID, estás muy equivocadx).

CONSEJOS PARA REDUCIR EL ESTRÉS

El estrés no es algo que haya que tomarse a la ligera, pues lo que en un principio puede parecer una temporada de simple ajetreo y cansancio puede acabar derivando en problemas mucho más serios.

Diferentes estudios demuestran que el estrés es uno de los estados emocionales que más afecta a la población mundial y el causante directo de problemas como: dolor muscular, fatiga, insomnio, depresión, falta de memoria, desequilibrio intestinal, irritabilidad, caída del cabello, alteraciones epidérmicas, presión arterial alta, envejecimiento prematuro e, incluso, cáncer.

Todos estos factores tienen un denominador común: el sistema inmune. Piensa que cuando estás viviendo una situación de estrés, el cortisol y la adrenalina se disparan, manteniéndote  en una situación de “alerta permanente”.

Este estado acaba fatigando a tus defensas y, por ende, tu cuerpo lo acaba manifestando de diferentes maneras como las que hemos comentado anteriormente.

¿Qué puedes hacer para evitar una situación crítica de estrés?

Tener un momento de estrés no es malo; nos mantiene alerta y con todos los sentidos agudizados. Nos puede venir muy bien cuando necesitamos poner el foco en un proyecto, ya sea profesional o personal. El problema viene cuando la situación de estrés se hace insostenible y acaba influyendo en tu día a día.

Si quieres evitar que esto suceda, toma nota de los siguientes consejos:

  1. Duerme lo suficiente. El sueño es fundamental para resetear y recargar.
  2. Haz ejercicio físico regular. El deporte es una de las mayores terapias anti-estrés, pues al practicarlo se generan endorfinas, que nos aportan felicidad.
  3. Come de manera saludable. La alimentación es el pilar de una buena salud en todos los sentidos, incluidos el estrés.
  4. Pasa tiempo con familiares y amigos. Una buena charla y unas risas siempre te hacen olvidar los problemas diarios y te ayudan a recargar pilas.
  5. Establece prioridades. No todo tiene que ser para ¡ya! Siéntate, piensa y ves punto por punto.
  6. Busca actividades que te ayuden a relajarte. Desde un buen paseo, hasta una sesión de baile, pasando por la meditación o el simple hecho de escuchar música… Lo que sea que te ayude a encontrar relax.
  7. Aprende a decir “no”. Muchas veces nos autoimponemos más responsabilidades de las que debiéramos. Recuerda: lo primero eres tú.

 

BONUS EXTRA

¿Sabías que existe el estrés provocado por la contaminación urbana?

Se trata de un tipo de estrés que sufre nuestra piel cada día al estar en contacto con la radiación electromagnética, la luz azul (móvil, TV, ordenador…) y la contaminación electrónica.

Afecta a nuestras células epidérmicas y provocan envejecimiento prematuro, machas, arrugas… En fin, todo aquello que te gusta tanto (se entiende la ironía, ¿no?).

¡Pero estás de suerte! Cobiodefender™ EMR (glucógeno marino purificado) es el primer ingrediente activo que reduce el daño biológico de la piel expuesta a la contaminación urbana. Este agente anti-estrés repara la epidermis y revitaliza el metabolismo celular.

¿Dónde está? Lo encuentras en forma de ingrediente en algunas marcas de cosmética. Así que estate al loro a partir de ahora cuando vayas a escoger tu crema facial.


Aprovéchate del descuento especial de este mes de febrero en productos relacionados con este artículo del blog. ¡Hasta un 5% de descuento añadido! ¡Aprovecha ya nuestra oferta! ¡Voy volando a por mi descuento!

No te olvides de seguirnos también en Instagram y Facebook para tomar nota de todos nuestros consejos.

10 CONSEJOS PARA VOLVER A LA RUTINA A TOPE DE ENERGÍA

10 CONSEJOS PARA VOLVER A LA RUTINA A TOPE DE ENERGÍA

Se acabaron las vacaciones, el veranito, el gustito del calor en la cara, ese moreno playero, el agua refrescante del mar, ese mojito a media mañana… Vale, vale. Ya.  Puede resultar bastante traumático el tema. ¿Para qué engañarnos? Pero, ¿qué le vamos a hacer? La rutina acecha, así que habrá que ponerle un poquito de ganas al asunto.

Por eso, hoy te traemos nuestro top 10 de recomendaciones para que vuelvas a la rutina a tope de energía y no mueras en el intento.

10 CONSEJOS PARA VOLVER A LA RUTINA

1. Permítete un periodo de adaptación

Date un tiempo para volver a la rutina progresivamente; no te desesperes. Sé realista contigx mismx y procura tomártelo con calma. Si te fuerzas será peor. Así que, si tu trabajo te lo permite, intenta no saturar tu agenda con reuniones, llamadas y demás. Deja que pasen unos días hasta que te veas con la energía suficiente parta afrontar el volumen de trabajo habitual.

2. Duerme bien

Lo ideal es que unos días antes de volver a la carga adaptes tu horario de sueño para que luego te sea más fácil coger el hábito. Acuéstate y levántate siempre a la misma hora. Eso hará que logres un mayor descanso. El sueño es crucial para resetear tu cuerpo mental y físicamente.

3. Haz ejercicio físico

Es bastante habitual que durante las vacaciones de verano tomemos otras rutinas deportivas. Por eso, es importante que, a la que puedas, procures retomar tu rutina de ejercicio y, si todavía no sigues ninguna, te animamos a que lo hagas. Aunque suene típico, lo cierto es que será ideal para sentirte bien por fuera y por dentro. ¡Fuera estrés y pilas recargadas!

4. Lleva una buena alimentación

Lo escuchamos por activa y por pasiva, pero es así. La dieta es fundamental para mantener un buen equilibrio de tu organismo. Cuídala y ponte en manos expertas si necesitas consejo, pues no todxs tenemos las mismas preferencias alimenticias ni las mismas necesidades.

5. Cuida tu imagen

Arréglate, mantén una buena rutina de belleza, mima tu piel, tu cabello… En definitiva, ¡ponte guapx! Empezar el día con el guapo subido te hará coger energía suficiente para afrontar tus tareas diarias. Si te ves bien por fuera, te sentirás bien por dentro y lo demás vendrá rodado.

6. Mantén una actitud positiva

La actitud lo es todo. De nada sirve todo lo demás si no procuras poner una sonrisa en todo lo haces. Lo sabemos, muchos días es difícil, pero ya verás que si sonríes verás venir los problemas de otra manera y todo lo bueno te sabrá mejor aún.

7. Busca un hobby

Hay mil cosas que puedes hacer: bailar, dibujar, cantar, escribir, practicar un deporte, hacer manualidades, meditar… Las opciones son muy variopintas. Así que pregúntate qué quieres hacer y no lo pienses más. ¡Hazlo! Tener un hobby te permite conectar con un parte muy importante de ti mismx y disfrutar del “aquí y ahora”. Es una manera de desconectar de todo lo demás para reconectar contigo mismx.

8. Sigue haciendo actividades “veraniegas”

Aunque las vacaciones de verano hayan acabado, no tienes porqué dejar de hacer ciertas actividades, y más si todavía hace buen tiempo. No cortes de raíz aquellas actividades que te han sentado tan bien durante el verano. Disfrútalas y altérnalas con tu vuelta a la rutina, así ésta última será mucho más llevadera.

9. Reúnete con familiares o amigos

Hablar con nuestros familiares y/o amigos nos ayuda a desconectar y encarar diferentes situaciones tanto laborales como personales desde otro punto de vista. Permítete esos momentos en compañía y verás cómo te sentirás mejor.

10. Reorganiza tu agenda

Los primeros días de trabajo dedícalos a organizar tu agenda. No empieces con las tareas “a saco” porque probablemente acabes hechx un lío. Céntrate, planifícate y obsérvalo todo desde una perspectiva más objetiva. Verás que de este modo las tareas serán más sencillas de ejecutar. Paso 1, paso 2, paso 3… Poco a poco y buena letra.

Estas son nuestras recomendaciones para que regreses a la rutina de una manera más llevadera y con las pilas a tope.

Si necesitas un plus de energía, ya sabes que en nuestra shop online cuentas con suplementos alimenticios naturales que te pueden ayudar. Desde energizantes hasta reparadores del sueño. ¿Por qué no le echas un vistazo? www.suplementonatural.es ¡Veamos qué se cuece!

Es más, aprovéchate del descuento especial de este mes de septiembre en productos relacionados con este artículo del blog. ¡Hasta un 5% de descuento añadido! ¡Aprovecha ya nuestra oferta! ¡Voy volando a por mi descuento!

No te olvides de seguirnos también en Instagram y Facebookpara tomar nota de todos nuestros consejos.

OPERACIÓN BIKINI – PAUTAS PARA REMODELAR TU SILUETA

OPERACIÓN BIKINI – PAUTAS PARA REMODELAR TU SILUETA

Se acerca el verano y con ello las prisas por dejar atrás esos quilos de más que hemos acumulado durante el invierno. Nos encantaría ofrecerte un antídoto milagroso para ayudarte, de verdad, pero tenemos que ser realistas. ¡No existen las dietas milagro! Eso sí, hay muchas cosas que puedes hacer para conseguir un peso saludable que te haga sentirte bien contigo mismo/a.

Veamos qué puedes hacer para lograrlo.

CONSEJOS PARA PARA REMODELAR TU SILUETA

Cuida tu alimentación

Es lo típico, ya lo sabemos; pero es así. El factor principal para conseguir un peso adecuado a tu tipología corporal es seguir una dieta equilibrada. (Te recomendamos que antes de seguir cualquier tipo de dieta estricta, consultes con un especialista).

Aunque aquí has venido buscando consejo, así que te daremos tres pautas generales sobre alimentación sana:

  • Apuesta por frutas y verduras (a poder ser de temporada), ya que, además de contener muchos de los nutrientes que tu organismo necesita, también tienen mucha fibra, lo que te ayudará a bajar de peso.
  • Evita los alimentos ultra-procesados, las bebidas azucaradas, la bollería industrial y, en general, todos aquellos alimentos ricos en grasas saturadas. Éstas son muy difíciles de eliminar por el organismo, así que es mejor que las evites.
  • Bebe mucha agua. No es necesario que bebas únicamente agua, también puedes hidratarte con otros líquidos como zumos, sopas, frutas…

Realiza ejercicio físico regular

Éste es otro clásico. No hace falta que te mates en el gimnasio si no te gusta o que hagas running porque es lo que todo el mundo hace. Busca un deporte que te guste y te motive para que no tengas que dejarlo a la primera de cambio.

Lo importante aquí es la constancia y la motivación y de nada sirve que empieces a hacer algo para dejarlo al poco tiempo. Existen muchas maneras de encontrar el ejercicio perfecto para ti. Simplemente prueba. Pero empieza; no lo dejes. Y en cuanto lo encuentres te sentirás más a gusto que nunca y te darás cuenta de que tu cuerpo da mucho más de sí de lo que nunca hubieras imaginado.

Verás que con el tiempo tu silueta empieza a coger una forma más atlética y tu fuerza y flexibilidad se hacen más evidentes. No solo ganarás un buen físico, sino también una mejor calidad de vida.

Bonus extra de consejos

  • No subestimes el poder de las proteínas. Si has empezado a hacer ejercicio o ya llevas tiempo practicándolo, debes saber que mantener un buen perfil de aminoácidos es esencial para equilibrar tu organismo. ¿Por qué? Porque absolutamente todas las células de tu cuerpo necesitan estos aminoácidos para funcionar correctamente y durante el ejercicio necesitarás reparar las células de tus músculos. Por ello, deberás tener muy en cuenta tu ingesta de proteínas diaria.
  • Evita los tóxicos como el tabaco o el alcohol, ya que con cada tóxico estarás acelerando el envejecimiento celular y, con ello, privando a tus células de regenerarse correctamente y realizar su función. Y sí, eso incluye perjudicar tu silueta a todos los niveles.
  • Actitud positiva, siempre. Todo se ve mejor desde un punto de vista amable y tolerante con uno/a mismo/a. Así que no desesperes si no ves los resultados de manera inmediata. Una buena actitud será tu mejor baza para avanzar hasta llegar al objetivo que te has marcado.

Si llegas un poco tarde a la operación bikini, ¡no tires la toalla! Márcate un objetivo y empieza cuanto antes. Más vale tarde que nunca, ¿verdad?


¿Te ha gustado nuestro artículo? Te invitamos a que conozcas más sobre nosotros y nuestros productos para que aprendas a cuidarte por fuera y por dentro de una manera natural en www.suplementonatural.es.

Encontrarás productos relacionados con este artículo con un 5% de descuento añadido solo durante el mes de junio. ¡Aprovecha ya nuestra oferta! ¡Voy volando a por mi descuento!

Síguenos también en Instagram y Facebook para tomar nota de todos nuestros consejos.