POR QUÉ ES IMPORTANTE EL ÁCIDO HIALURÓNICO

POR QUÉ ES IMPORTANTE EL ÁCIDO HIALURÓNICO

Ácido hialurónico por aquí, ácido hialurónico por allá… No paran de hablarnos de él, pero ¿qué es exactamente?

En realidad es muy sencillo de explicar.

El ácido hialurónico es una sustancia presente de manera natural en piel, cartílagos, ojos… Se encarga básicamente de atraer agua y hacer que todos estos tejidos y órganos estén bien hidratados.

Pero, tenemos un pequeño problema. Con el paso de los años vamos perdiendo irremediablemente ácido hialurónico. ¡A los 50 años ya habremos perdido un 50%!

Es por este motivo que nos acaban saliendo todas esas arrugas y líneas de expresión tan simpáticas (ironía, eh).

Ácido hialurónico y cosmética

Después de lo que acabamos de explicar resulta bastante lógico que muchos cosméticos incorporen ácido hialurónico en su fórmula o que, incluso, los profesionales de la estética lo hayan integrado como uno de los servicios más demandados.

El objetivo en ambos casos es mitigar los efectos del paso del tiempo y devolverle a la piel un aspecto fresco y rejuvenecido.

 

¿Cómo puedes conseguir un plus de ácido hialurónico?

  • Alimentación: El ácido hialurónico es algo que podemos generar desde el interior. Como sustancia natural que es, podemos encontrarla en alimentos como carne roja, pescado azul, vegetales (especialmente tubérculos como patata o batata), fruta (plátano, papaya, melón, granada, limón…) y, por supuesto, agua.

 

  • Cosmética facial: Muchos productos antiaging incluyen ácido hialurónico como uno de sus ingredientes principales. Si los usamos estaremos priorizando, sobre todo, la hidratación profunda y la atenuación de arrugas y líneas de expresión. (Si te pasas por nuestra shop encontrarás cosméticos con ácido hialurónico).

 

  • Tratamientos estéticos: Las infiltraciones con ácido hialurónico están siendo toda una revolución, pues es un tratamiento muy sencillo, prácticamente indoloro, sin efectos secundarios y con efectos inmediatos. La duración puede ser de 6 meses a un año, por lo que conviene ir repitiendo este tratamiento si queremos seguir disfrutando de una piel más joven.

  • Suplementos alimenticios: Hoy en día es muy común encontrar complementos dietéticos de todo tipo y el ácido hialurónico no iba a ser menos. Aunque existe todavía cierta controversia sobre su efectividad, puede ser un buen recurso si estamos bien asesorados.

 

  • Mascarillas caseras: La patata, la papaya o, incluso, las espinacas pueden utilizarse como ingredientes para hacer tu propia mascarilla facial en casa. (Aquí te dejamos un enlace para saber prepararlas).

 

Ahora que ya conoces la importancia del ácido hialurónico, ¿qué opción vas a escoger para empezar a darle ese plus a tu piel?


Aprovecha las ofertazas de este mes de mayo en cosmética y suplementos que hemos preparado especialmente pata ti.

¡Visita nuestra shop online ahora!

No te olvides de seguirnos también en Instagram y Facebook para tomar nota de todos nuestros consejos.

POR QUÉ CONFIAR EN LOS SUPLEMENTOS ALIMENTICIOS

POR QUÉ CONFIAR EN LOS SUPLEMENTOS ALIMENTICIOS

Antes de nada vamos a dejar claro qué es un suplemento y en qué se diferencia de un medicamento.

 

¿QUÉ ES UN SUPLEMENTO?

Un suplemento o complemento tiene que ver con aquello que se añade a algo para mejorarlo. Pero ambos no son lo mismo.

¿QUÉ DIFERENCIAS HAY ENTRE UN SUPLEMENTO Y UN COMPLEMENTO?

Como la propia palabra indica, suplemento es aquel que suple alguna deficiencia nutricional y complemento es aquel que complementa aquello que no es suficiente.

No obstante, muchas veces se utilizan ambos  para referirnos a lo mismo: perfeccionar nuestra dieta, dotándola de aquello de lo que carece, ya sea total o parcialmente.

¿EN QUÉ SE DIFERENCIA UN SUPLEMENTO DE UN MEDICAMENTO?

Como hemos visto, un suplemento o complemento alimenticio ayuda a completar nuestra dieta. Sin embargo, los medicamentos tienen la finalidad de tratar y prevenir enfermedades.

Lo que está claro es que si llevamos una dieta sana y equilibrada, tendremos menos probabilidades de padecer ciertos problemas de salud, por lo que los suplementos pueden tener un papel importante en este sentido.

Por ello muchas veces, se puede llegar a relacionar los suplementos con los medicamentos sin que, en realidad, tengan nada que ver.

 

5 RAZONES PARA CONFIAR EN LOS SUPLEMENTOS ALIMENTICIOS

Una vez claro el concepto suplemento/medicamento, vamos a ver 5 razones por las que confiar en los mismos:

1. Los suplementos alimenticios, a diferencia de los fármacos, normalmente están compuestos por ingredientes naturales, lo que los hace más asumibles por parte de nuestro organismo. Los productos sintéticos o químicos son más difíciles de metabolizar que los naturales y, por ello, suelen tener más efectos secundarios.

2. Pueden sernos de gran utilidad si seguimos dietas estrictas (veganas, cetogénicas, hipocalóricas…), si padecemos enfermedades (celiaquía, Crohn…) o intolerancias alimenticias (lactosa, gluten…), etc. Si no podemos tomar ciertos alimentos directamente, tampoco podemos beneficiarnos de sus nutrientes, por lo que la suplementación será una buena alternativa en estos casos.

3. El paso de los años hace que a nuestro cuerpo le cueste más absorber algunas vitaminas, minerales o proteínas, impidiendo que nuestro organismo realice correctamente sus funciones. Ayudarnos de complementos alimenticios puede revertir esta situación.

4. El embarazo suele traer consigo la necesidad de un mayor aporte de nutrientes para el correcto desarrollo del feto. Omega-3, ácido fólico, hierro, vitamina D, calcio… son algunos de los suplementos más recomendados. Siempre se debe consultar al médico en función de las necesidades de la madre.

5. Algunos tienen funciones muy específicas como reparar los tejidos del cuerpo, ayudar a la circulación sanguínea, ejercer como antiinflamatorios naturales, estimular la memoria, aportar energía, reequilibrar la microbiota, fortalecer los músculos, aportar relax, activar el sistema inmune…

Como hemos podido comprobar, existen razones más que de sobra para confiar en los suplementos alimenticios. ¿Te atreves a dar el paso?

Pásate por nuestra shop online y hazte con casi medio centenar de suplementos alimenticios. (¡Voy volando!)

Además, tenemos en oferta algunos de ellos durante todo el mes de mayo. Así no tendrás excusa para pasarte al lado natural. (Allá que voy)

No te olvides de seguirnos también en Instagram y Facebook para tomar nota de todos nuestros consejos.

10 CONSEJOS PARA EJERCITAR TU MEMORIA

10 CONSEJOS PARA EJERCITAR TU MEMORIA

¿Notas tu memoria algo más desgastada que de costumbre? ¿O quizá necesitas que rinda más de lo habitual porque tienes exámenes a la vista? ¿Tu trabajo te exige un mayor rendimiento cognitivo?

Sea cual sea el motivo lo cierto es que la memoria es algo que irremediablemente se va perdiendo con el tiempo. ¡A partir de los 20 años aproximadamente ya va de capa caída!

Entonces, te preguntaras: “¿Es posible recuperar la memoria?”. ¡Por supuesto que sí!

Al igual que hacemos con nuestro cuerpo, también es posible ejercitar nuestra memoria para alargar su vida útil.

 

CÓMO EJERCITAR TU MEMORIA

Aquí tienes 10 tips para ejercitar tu memoria. ¡Presta mucha atención! (y, si no puedes, ya te ayudamos nosotros).

  1. Aprende cosas nuevas cada día. El hecho de absorber información nueva cada día hace que tu memoria se estimule para tratar de archivar todos esos datos que hasta la fecha no conocías. No se trata solo de leer el periódico. Una canción que no habías escuchado nunca, una ruta alternativa para llegar al trabajo, aprender un idioma nuevo o a tocar un instrumento… Haz de la conocida frase “No te acostarás sin saber algo más” tu modus operandi.

 

  1. Entrena tu mente con juegos y pasatiempos. Puzzles, cruzadas, sopas de letras, sudokus, solitario, ajedrez… Existen un sinfín de juegos para estimular la memoria, cuyos beneficios han sido más que demostrados. ¡Elige el que más te guste y dale caña a tu memoria!

  1. Lee y/o escribe. Leer favorece la adaptación de vocabulario nuevo y rico en nuestro cerebro del mismo modo que lo hace la escritura. Ambos se complementan a la perfección, pues el uno alimenta al otro. Tu memoria saldrá muy fortalecida si le dedicas tiempo a leer y/o a escribir. Opta por uno u otro y, ¿por qué no? ¡Por los dos!

 

  1. Estimula tus sentidos. Oler, tocar… Un paseo por el campo puede ser una gran experiencia sensorial cargada de mensajes para nuestro cerebro. O quizá te inclines más por el sentido del gusto. ¿Qué tal una cata de vinos o un menú degustación? Sea cual sea tu estimulo será pura vitamina para tu memoria. Así que ya sabes. Saca tus brochas y deja salir tu parte creativa, crea un grupo de música, vete de acampada… Mira si tienes donde elegir.

 

  1. Socializa con otras personas. Compartir tiempo y experiencias con otras personas nos genera, además de recuerdos para el futuro, nuevos conocimientos. Escuchar historias de los demás, que ellos escuchen las nuestras y emocionarnos juntos con ciertas vivencias dejan huella en nuestra memoria. ¿Hace días que no quedas con nadie? ¿A qué esperas?

  1. Sigue una dieta equilibrada. Una norma básica y que nunca falla es la de tener una buena alimentación. La naturaleza nos brinda con todos aquellos nutrientes que nuestro cuerpo necesita, así que la teoría es sencillísima: inclínate por productos lo más naturales posible. ¿Alimentos concretos que ayudan a tu memoria? Nueces, chocolate negro, aguacate, arándanos, café, cúrcuma, huevos, pescado… Adapta tu menú.

 

  1. Mantén una buena higiene del sueño. El sueño es el gran reparador de nuestro cerebro y el ¡guardián de nuestros recuerdos! Eso sí, el sueño ha de ser de calidad, por lo que tendrás que vigilar si sufres insomnio. Debes descansar y dormir para poder rendir física y mentalmente. Es así de simple.

 

  1. Realiza ejercicio físico de manera habitual. Cuando haces deporte se generan endocanabinoides que, además de producir una sensación de bienestar físico y mental, estimulan la memoria. Te aconsejamos que le eches un vistazo a este artículo de National Geografic, donde se profundiza acerca de este tema (clic aquí) . Así que ya sabes: a mantenerte en forma.

  1. Rememora tiempos pasados. Ya sea viendo ese álbum de fotos que tanta nostalgia te trae como contándole batallitas a tus amigos. Como decía Carina “busca en el baúl de los recuerdos” para que tu memoria siga manteniendo esas historias del pasado bien presentes.

 

  1. Procura organizarte bien. Cuando organizas tus tareas, ya sea tanto laborales como personales, estas ayudando a tu cerebro a clasificar, archivar y almacenar cada cosa en su sitio. Esta organización hace que tu memoria no te juegue malas pasadas con despistes, logrando que te centres y recuerdes todo mucho mejor. ¿Truco infalible? Libreta y boli a mano para que no se te olvide nada. Y, si tienes una agenda o planificador, ¡mejor que mejor!


¿Qué te han parecido nuestras recomendaciones?

Si crees que, aún con estos tips necesitas un pequeño empujoncito, estás en el sitio correcto. En nuestra shop online encontrarás suplementos específicos parta ayudar a tu memoria y ¡con descuento extra del 15 de abril al 15 de mayo! ¿Por qué no le echas un vistazo? ¡Dale caña a tu memoria!

No te olvides de seguirnos también en Instagram y Facebook para tomar nota de todos nuestros consejos.

DIFERENCIAS ENTRE COSMÉTICA ECO, BIO, ORGÁNICA, NATURAL Y SOSTENIBLE

DIFERENCIAS ENTRE COSMÉTICA ECO, BIO, ORGÁNICA, NATURAL Y SOSTENIBLE

Hoy en día el mundo de la “cosmética verde” puede ser un auténtico lío: que si cosmética eco, que si bio, natural, orgánica, sostenible… ¡Uff! Qué caos, ¿verdad?

Pero tranquilx, ya sabes que aquí estamos siempre para resolver todas tus dudas. Hoy, por fin, sabrás la diferencia entre todos estos tipos de cosmética. ¿Preparadx?

 

¿CUÁL ES LA DIFERENCIA ENTRE COSMÉTICA ECO, BIO, ORGÁNICA, NATURAL Y SOSTENIBLE?

Cosmética eco, bio y orgánica

Estos tres conceptos muchas veces causan confusión y se utilizan indistintamente para referirse a lo mismo. Y es que, en definitiva, eco, bio y orgánico tienen relación con productos que están elaborados con ingredientes naturales y sin emplear compuestos químicos que dañan el medioambiente. Así que prácticamente podríamos decir que son lo mismo.

Peeero… hay unos pequeños matices entre ellos que no está de más saber:

  • Eco (ecológico): El 95% de los ingredientes son de origen natural y para la elaboración del cosmético no se utilizan fertilizantes, pesticidas, herbicidas ni otros químicos (según la normativa europea u otra equivalente de producción ecológica).
  • Bio (biológico): Mínimo un 95% de los ingredientes del producto cosmético son naturales y de origen vegetal, y de éstos al menos un 10% proviene de agricultura ecológica.
  • Orgánico: Es una derivación del inglés organic farming, por lo que es el equivalente a ecológico. Vamos, que es lo mismo que eco.

 

¡Anotación importante!

Es muy común dentro de la cosmética tradicional que ésta incluya ingredientes perjudiciales para la integridad de la naturaleza en menor o mayor medida (lamentablemente de momento es así). Algunos de estos compuestos pueden ser nanopartículas de plástico (típicas en exfoliantes), oxibenzona y octinoxato (presentes en cremas solares), siliconas (generalmente en champús y cremas), etc.

Por tanto, si te encuentras un cosmético catalogado como eco, bio u orgánico te estará indicando que ningún ingrediente afectará de manera negativa el medioambiente. ¡Garantizado!

¿Cómo lo puedes saber? ¡Chupado! Para saber si un cosmético está certificado y es realmente Eco/Bio tienes que asegurarte de que lleve un sello como, por ejemplo, Ecocert, Cosmebio o Cosmos. ¡Ahí lo tienes!

 

Cosmética natural

Tal y como indica la lógica, la cosmética natural es aquella que procede directamente de la naturaleza, inclusive si los ingredientes han sido procesados. Es una premisa básica: al menos el 95% de los elementos presentes en el producto cosmético deben ser de origen natural para ser catalogado como tal.

En este contexto entrarían tanto ingredientes de origen vegetal (plantas, extractos, esencias…) como de origen animal (leche, miel, cera…).

¿Animal? Sí, sí. Así que si eres veggie o apuestas por una cosmética 100% vegetal tienes dos opciones: fijarte en la lista de ingredientes (cosa que a veces puede resultar un pelín complejo por la nomenclatura) o ver si tiene el sello Vegan. ¡Así de fácil!

 

Otra cosa importante…

Hay que dejar claro que el hecho de que un cosmético sea natural no significa que sea mejor que otro que no lo es. La efectividad y seguridad de cada producto deben corroborarse siempre, confiando solo en aquellos productos que hayan pasado un control dermatológico verificado.

¿Por qué decimos esto? Porque en la actualidad existe una tendencia en apostar por la cosmética natural, la cual nos parece muy interesante y de la que podemos extraer grandes beneficios (buena tolerancia, riqueza de nutrientes, aromaterapia…). No obstante, cabe advertir que muchas veces los ingredientes, a pesar de ser naturales, pueden ser irritantes para la piel precisamente por su pureza.

Así que asegúrate siempre de confiarle a tu piel un producto de calidad y probado dermatológicamente.

 

Cosmética sostenible

Cuando hablamos de cosmética sostenible, ya no solo hablamos de respetar el medioambiente durante el proceso de elaboración del producto físico incluido su envase, sino también el entorno desde el que se produce, las personas implicadas y el posterior trasporte del producto hasta tus manos.

Absolutamente todo debe cuidar el posible impacto negativo en la naturaleza y minimizar la huella ecológica.

Una buena manera de hacerlo es apostar por la agricultura local, el uso de materiales reciclados o el empleo de energías renovables para la fabricación del producto.

Bonus extra

Para dejarte todo clarinete, aquí van tres definiciones más que puede que te vengan de perlas para acabar de entender todo lo que tiene que ver con cosmética natural:

  • Sello “Cruelty free”: El producto no ha sido testado en animales para su elaboración. Esto no significa que los cosméticos que no lleven este sello sí hayan sido probados en animales. De hecho, en Europa está prohibido el uso de animales desde 2013 para tal fin, así que no es obligatorio poner este sello en los productos de belleza europeos. Eso sí, hay países que sí testan en animales, por lo que antes de adquirir un producto cosmético (sobre todo si es de venta online), asegúrate de su procedencia.
  • OMG: Significa literalmente “organismo modificado genéticamente”. Probablemente lo hayas visto en algunos productos cosméticos o alimenticios en los que se indicara algo así como “Exento de OMG” o “Sin OMG”. Son los famosos ingredientes transgénicos, por lo que teóricamente no deberían encontrarse en ningún cosmético natural.
  • Sello “Vegan”: El producto está elaborado con ingredientes de procedencia únicamente vegetal.

 

¿Aclaradas ya todas tus dudas? Seguro que sí. Ya eres todx un/x expertx en cosmética natural.


Si después de esta gran dosis de Naturaleza te has quedado con ganas de regalarle un poquito de amor a tu piel, no puedes desaprovechar las ofertazas de este mes de abril en cosmética natural y eco/bio que tenemos preparadas para ti.

Visita ya nuestra shop online y hazte con más de 25 productos 100% naturales. Ya huele a frescor desde aquí… Eso quiero verlo

No te olvides de seguirnos también en Instagram y Facebook para tomar nota de todos nuestros consejos.

DI ADIÓS A LA ASTENIA PRIMAVERAL

DI ADIÓS A LA ASTENIA PRIMAVERAL

Ya quedan apenas unos pocos días para que llegue la tan ansiada primavera. Y es que en general tenemos ya ganas de más horas de luz, de paisajes floreados y de más actividades al aire libre, ¿verdad?

Pero ojo, la primavera puede ser un arma de doble filo. Detrás de todo ese bonito paisaje se esconde una realidad que puede amargarle la vida a más de unx durante unos cuantos días: la astenia primaveral.

Nuestra intención es darte margen para que te prepares y sepas de qué se trata exactamente por si las moscas. Así que sigue leyendo que esto te interesa.

 

¿QUÉ ES LA ASTENIA PRIMAVERAL?

Podemos decir que la astenia primaveral es la sensación de agotamiento extremo que normalmente se prolonga durante unas dos semanas desde el inicio de la primavera.

Pero, ¿esto por qué sucede? ¿Qué tiene que ver con la primavera? En realidad tiene su lógica porque la llegada de la primavera implica básicamente cuatro cosas:

  1. El aumento de horas de luz
  2. El cambio de horario (adelantamos una hora el reloj)
  3. La subida de las temperaturas y de la presión atmosférica
  4. Cambios en nuestra rutina diaria (más actividades de ocio, sueño alterado por el cambio horario…)

Todos estos cambios, que a simple vista pueden parecer inocuos, acaban haciendo mella en nuestro día a día y hasta que no nos acostumbramos del todo a ellos podemos pasar unos días bastante agotadores.

SÍNTOMAS DE LA ASTENIA PRIMAVERAL

Para saber si realmente puedes estar pasando por un episodio de astenia primaveral, fíjate en estos síntomas:

  • Cansancio extremo
  • Insomnio
  • Pérdida de apetito
  • Falta de energía
  • Dolor de cabeza
  • Tristeza
  • Problemas de concentración
  • Ansiedad
  • Irritabilidad
  • Malestar estomacal
  • Falta de libido

Si te sientes identificadx, ante todo, no te preocupes. Es una situación totalmente habitual y en pocos días te irás adaptando. No obstante, sabemos que hasta que llega ese momento la cosa puede ser realmente dura.

Por eso, te vamos a dar unos tips para que puedas sobrellevarlo mejor.

 

CONSEJOS PARA SOBRELLEVAR LA ASTENIA PRIMAVERAL

Como en la gran mayoría de casos, la mejor solución es la prevención. Así que te proponemos que empieces a hacer cambios adaptativos a partir de hoy mismo para que no te pille el toro, sobre todo en cuestión de horarios de comida y sueño (procura ir adelantando estos horarios).

Pero hay más cosas que puedes hacer con el pie puesto en la primavera:

  • Haz ejercicio físico regular, pues te ayudará a liberar estrés y ansiedad, generar endorfinas y descansar mejor.
  • Vigila tu alimentación y opta por alimentos ricos en triptófano como pollo, pescado, leche, soja, garbanzos, frutos secos o plátano. Los triptófanos estimulan la producción de serotonina, lo que nos ayuda a no sentirnos tristes.
  • Evita abusar de la cafeína.
  • Opta por técnicas de relajación como la meditación o el yoga.
  • Procura llevar una buena higiene del sueño: cena dos horas antes de acostarte, evita la exposición a aparatos electrónicos antes de ir a la cama, mantén una buena temperatura en tu dormitorio y duerme una media de ocho horas.
  • Recurre a infusiones o suplementos a base de plantas naturales como valeriana, melisa, manzanilla o lavanda con propiedades relajantes.

¿Qué te han parecido estos tips? Así sí que podrás decirle adiós a la astenia primaveral.

 


¿Necesitas una ayudita extra? Si estás buscando algún “remedio de la abuela” (o casi casi) que te ayude con el problemilla de la astenia primaveral, en nuestra shop tenemos unos complementos alimenticios 100% naturales que te van a ir ni que pintados.  ¡Y con descuentazo extra del 15 de marzo al 15 de abril! Eso quiero verlo

No te olvides de seguirnos también en Instagram y Facebook para tomar nota de todos nuestros consejos.