Nuestrs Notícias

Blog

15 PLANTAS MEDICINALES Y SUS BENEFICIOS

El mundo de las plantas es amplísimo. Las hay de todo tipo, color y forma. Pero lo que realmente nos interesa hoy es hablar de las propiedades que nos regalan muchas de ellas.

Y es que no todas tienen grandes virtudes, pero sí hay algunas que te dejarán sorprendidx. Y, si no, compruébalo tú mismx.

Hemos seleccionado 15 plantas para que conozcas algunas curiosidades sobre ellas.

¡Allá van!

1. Ginseng

El nombre botánico del Ginseng es Panax Ginseng y significa «la panacea», es decir, “lo que todo lo cura”.

Es popular desde hace siglos en la medicina tradicional china por sus grandes propiedades adaptógenas y energizantes.

Además, tiene una raíz muy curiosa, ya que parece una figura humana o, incluso, cefalópoda.

Sus principios activos se llaman ginsenósidos y el perfil de éstos varía según el tratamiento de las raíces.

Entre sus muchos beneficios destacan: reducción del estrés y la ansiedad, efectos tonificantes y revitalizantes, aporte de vitalidad, disminución de la fatiga, ayuda para la memoria y refuerzo del sistema inmune.

De ahí que sea «el que todo lo cura».

2. Cannabis

El CBD o cannabidiol pertenece a uno de los hasta 113 cannabinoides que se encuentran en la planta Cannabis Sativa, también conocida popularmente como marihuana.

El 45% del extracto de la marihuana está compuesto por CBD, lo que la convierten en una planta muy interesante a nivel terapéutico.

Multitud de estudios científicos han demostrado su efectividad para aliviar el dolor, la inflamación, el insomnio, la ansiedad, las náuseas o incluso para el tratamiento del cáncer.

Conviene aclarar que el CBD (cannabidiol), a diferencia del TCH (tetrahidrocannabinol), no es psicoactivo y sus efectos secundarios son prácticamente inexistentes.

El cannabidiol tiene efectos antiinflamatorios, antioxidantes, analgésicos, antibacterianos y ansiolíticos.

Por ello, los deportistas lo utilizan para disminuir el tiempo de recuperación.

Otro dato más: ¿Conoces la relación entre el CBD y el sexo?

Usado a nivel tópico (en forma de aceite, por ejemplo), el CBD ayuda a la relajación de la zona íntima, facilita la estimulación sexual y aumenta la sensibilidad.

Todo ello acaba creando una atmósfera idílica para mantener relaciones sexuales, haciéndolas, incluso, más duraderas.

3. Cúrcuma

¿Sabías que la curcumina (principio activo de la cúrcuma) tiene propiedades antiinflamatorias?⁠

La curcuma longa (cúrcuma) es una planta herbácea de la familia de zingiberáceas (a la que pertenece también el jengibre) procedente del suroeste de Asia, popular por sus múltiples beneficios para el organismo.

Este apodado “azafrán indio” forma parte de la medicina tradicional china y ayurveda desde hace miles de años.

Lo que le confiere el característico color amarillo anaranjado es su principio activo: la curcumina, responsable de sus efectos antiinflamatorios y antioxidantes.

4. Bacopa Monnieri

La Bacopa Monnieri es una planta herbácea asiática que forma parte de las plantas adaptógenas, que son aquellas que incrementan la resistencia de nuestro cuerpo ante los signos del estrés tanto físico como mental.

Se reproduce generalmente en zonas pantanosas y/o con climas húmedos y es común encontrarla en países como la India, Bangladesh, Nepal, Indochina y China.

Se utiliza desde la antigüedad en la medicina ayurvédica por su capacidad para fortalecer el sistema nervioso y la memoria.

Toda la planta en sí es rica en principios activos (bacósidos), los cuales tienen una actividad antioxidante e inmunomoduladora, además de actuar en los principales neurotransmisores del cerebro (serotonina y acetilcolina).

Por todo esto, la Bacopa monnieri es considerada «la planta de la memoria».

5. Uña de gato

¿Conoces los «poderes mágicos» de la uña de gato?

Primero un poquito de historia…

La Uña de gato (Uncaria tomentosa) es una planta trepadora originaria de Perú.

Su apodo viene por la curiosa forma de las espinas enroscadas que se asientan en su tallo y que la planta utiliza para sujetarse a los árboles.

Lleva siglos formando parte de la medicina tradicional de las tribus indígenas de la Selva peruana gracias a sus propiedades antiinflamatorias e inmunomoduladoras.

A diferencia de otras plantas, la uña de gato contiene una gran cantidad de alcaloides con efectos altamente estimulantes.

Entre sus principios activos también se encuentran derivados polifenólicos, alfahidroxiácidos, esteroles, terpenos y los ácidos ursólico y quinóvico.

Esto la convierte en una de las plantas más completas del mundo vegetal. Prácticamente un «planta mágica» contra el dolor.

¡Hasta se usa en tratamientos de quimioterapia!

6. Moringa Oleifera

La Moringa oleifera es prácticamente un “todo en uno”.

¡Tiene más de 90 nutrientes y 46 antioxidantes!

Es una de las fuentes naturales conocidas más rica en vitaminas y minerales, apodada como «el árbol de la vida».

Aporta energía, desintoxica el organismo, mejora las digestiones y la metabolización de los nutrientes, refuerza las defensas, favorece la recuperación muscular, ayuda en el control de peso…

¡Y un sinfín de propiedades más!

7. Mate

¿Eres fan del mate? Te contamos un poquito su historia.

El Mate (Ilex Paraguariensis) es una planta originaria de Sudamérica muy conocida a nivel alimentico.

De ella se utilizan tanto las hojas como las ramas secas y molidas con las que se prepara la bebida que lleva su mismo nombre (mate).

Desde hace siglos, los indígenas ya la utilizaban para aumentar su resistencia al cansancio y por su capacidad de reducir la sed y el hambre.

Se conocen casos de generaciones muy longevas indígenas (hasta los 100 años de edad) consumidoras habituales de mate.

Actualmente se sigue consumiendo, gracias a sus grandes propiedades energéticas.

A diferencia del café, el mate tiene una acción estimulante más duradera y no provoca irritabilidad.

Es rico en xantinas (cafeína, teofilina y teobrimina), carotenos vitaminas (A, C, E y del grupo B), minerales (magnesio, calcio, hierro, sodio, potasio, manganeso, sílice, fósforo) y antioxidantes.

Además, tiene efectos drenantes, diuréticos, antioxidantes, gastrointestinales y cardiovasculares.

8. Urucum

¿Sabías que el Urucum broncea tu piel desde dentro?

Sí, sí, como lo lees.

El Urucum (Bixa Orellana) es un arbusto originario de las zonas intertropicales de América, cuyo fruto tiene múltiples usos, desde culinarios hasta cosméticos.

Entre muchas de sus propiedades, el Urucum interviene en el proceso de oxidación de las células de la piel, frenándola y evitando su envejecimiento.

Vamos, lo que viene siendo un efecto antiaging en toda regla.

Pero lo realmente mágico del Urucum es su coloración anaranjada, la cual forma un filtro natural frente a los rayos UV y proporciona un bronceado homogéneo y saludable desde el interior.

9. Carqueja

La Carqueja (Baccharis trimera) es una planta que crece en la Selva amazónica y en otras zonas tropicales de Sudamérica.

Es muy popular por su capacidad para mejorar las funciones digestivas y hepáticas y por contener grandes propiedades antisépticas, antibacterianas, diuréticas, antiulcerosas y desintoxicantes del hígado.

Los pueblos indígenas han utilizado esta hierba durante siglos para curar enfermedades hepáticas y estomacales y para fortalecer la función intestinal.

Contiene más de un 20% de flavonoides, aceites esenciales y principios amargos.

Éstos ejercen una función reparadora sobre el hígado (eliminando las obstrucciones) y la vesícula biliar (fluidificando la bilis).

También se usa en caso de parásitos intestinales, diabetes, úlceras de estómago, indigestión, hidropesía, inflamación de las vías urinarias y mala circulación sanguínea.

¡El aliado perfecto para tu salud digestiva!

Imagen de https://serpenslabs.com/

10. Lapacho o Pau d’Arco

El Lapacho o Pau d’Arco (Tabebuia adenophilla) es un árbol de bonitas flores rosadas originario del Amazonas.

En su corteza podemos encontrar naftoquinonas, lapachol y beta-lapachone, sus principales principios activos.

Además de estos ingredientes, también contiene ceras, sapononinas, aceites esenciales, resinas y otras sustancias químicas.

Todo ello lo convierten en un gran aliado para tratar muchisísimas enfermedades.

Se le conoce como “el árbol divino” y es ampliamente reconocido por la etnomedicina y medicina natural desde hace cientos de años, gracias a sus propiedades antibióticas, antimicrobianas, antivíricas, fungicidas, inmunoestimulantes, antioxidantes, antiparasitarias y antiinflamatorias.

Vamos, un todoterreno.

Imagen de https://serpenslabs.com/

11. Guaraná

¿No eres persona sin tu café mañanero?

Si a ti también te pasa que solo se te despegan los ojos con una buena taza de café, esto te interesa.

Nuestra amiga la cafeína es una potente fuente de energía y estimulación, que nos pone con los motores en marcha y a punto para el despegue en cero coma.

Pero hay un inconveniente: tan pronto como te da el subidón también te pega el bajón, así que acabas necesitando 197243 cafés más para estar «on fire» todo el día.

¿Solución? El Guaraná.

¿Por qué? A diferencia del café o el té, el Guaraná proporciona energía de manera más gradual sin producirte ese bajón final.

Además, no te pone con el corazón a mil ni hace que vayas como pollo sin cabeza por la vida como puede pasarte si se te va la mano con el café.

Energía sí; nerviosismo no. Gracias.

12. Açai

El Açai es una de las mayores fuentes de antioxidantes. ¿Sabes por qué?

Primero tienes que saber que el Açai (Euterpe Oleracea) es una palmera originaria de Sudamérica y, sí, su fruto tiene la mayor concentración de antioxidantes conocida.

De hecho, lidera la lista internacional ORAC (siglas en inglés de Capacidad de Absorción de Radicales libres de Oxigeno) con un valor del 610, seguida del arándano agrio con un valor de 94.

¡Hasta tiene más de 33 veces el contenido de antioxidantes que la uva negra (resveratrol)!

Es un alimento muy importante dentro de la dieta amazónica desde tiempos ancestrales, gracias a sus propiedades antioxidantes, antiinflamatorias y antibacterianas.

Además, contiene: 16 aminoácidos esenciales, Omegas (3-6-9), minerales (calcio, magnesio, zinc, hierro y potasio), ácido elágico, vitaminas E, C y del grupo B.

Por todo ello es considerado un multinutriente.

13. Muira puama

A la Muira puama (Ptychopetalum olacoides) se la conoce como la “madera de potencia” porque ayuda, precisamente, a la impotencia sexual.

El Ptychopetalum olacoides es un árbol nativo de la amazonia brasileña y, desde tiempos ancestrales, las tribus indígenas ya utilizaban su madera como afrodisíaco natural.

¡Es un gran estimulante del deseo sexual!

Además, tiene otras propiedades como favorecer el buen estado de ánimo, aumentar la energía, reducir la fatiga y estimular la memoria.

14. Suma

A la Pfaffia Paniculata (Suma) la han bautizado como el «Ginseng brasileño».

¿Por qué? La palabra «ginseng» significa «para todo» y la suma tiene tantas virtudes que casi que «sirve para todo».

Esta planta amazónica es rica en vitaminas y minerales, es energizante, ayuda al desequilibrio hormonal, activa las defensas, protege el corazón, es antiestrés…

Cómo ves, la suma suma a tu calidad de vida.

Imagen de https://serpenslabs.com/

15. Uxi amarelo

La naturaleza es impresionante, pues nos ha dotado de esta planta amazónica prácticamente creada por y para la mujer.

¡Increíble pero cierto!

Desde tiempos ancestrales el Uxi amarelo (Endopleura Uchi) se ha empleado en el tratamiento de desequilibrios hormonales y problemas del aparato reproductor femenino.

Dolores menstruales, afectaciones por SOP (síndrome de ovario poliquístico), inflamaciones uterinas, dismenorrea, miomas…

El mejor amigo de la mujer a partir de ahora, vamos.

Imagen de https://serpenslabs.com/

 

¿Qué te han parecido los datos sobre estas plantas medicinales?


No olvides seguirnos también en Instagram y Facebook para tomar nota de todos nuestros consejos.

Últimas notícias